miércoles, 26 de octubre de 2011

CORREO DEL ORINOCO: La interrupción del embarazo en nuestro país

Artículo publicado en el Correo del Orinoco

En Latinoamérica uno de cada dos embarazos termina en un aborto, sea este ilegal o no, sean la mayoría de las mujeres católicas o evangélicas. La lista de las razones por las cuales una mujer decide interrumpir un embarazo es enorme y faltaría espacio para enumerarlas; son todas válidas.

En Venezuela, como en todos los países donde el aborto es ilegal, las ricas abortan en condiciones óptimas en clínicas privadas o viajes al extranjero. Mientras que las pobres ponen en riesgo su vida por no tener recursos económicos o acceso a una información clara y científica sobre la forma segura de interrumpir un embarazo.

Según un estudio realizado en 2007, en nuestro país mueren entre una y dos mujeres cada semana por esta razón. El tabú que se teje en torno al tema nos impide tener incluso datos más recientes, pero sabemos que las mujeres fallecen porque no han variado las condiciones objetivas que producen estas muertes. Por esto nacen iniciativas como la línea 0426-1169496 aborto información segura.

CIUDAD CARACAS: ¿Por qué despenalizar la interrupción del embarazo?

Artículo publicado en Ciudad CCS.info


Porque al despenalizarlo no se obliga a ninguna mujer a abortar.

Porque una de cada dos mujeres embarazadas interrumpe embarazos no deseados, es una realidad cotidiana. Mi hermana, mi madre, mi amiga, la vecina y yo ¡todas abortamos!

Porque en Venezuela mueren dos mujeres por semana al practicar interrupciones inseguras y clandestinas.

Porque es un tema de clase. Las pobres somos las que morimos por interrupciones ilegales, clandestinas y realizadas en malas condiciones, las ricas abortan en clínicas privadas, en condiciones óptimas y seguras.

Porque en Cuba, donde es legal, ya no mueren mujeres por abortos y abortan mucho menos.

martes, 25 de octubre de 2011

Quienes Somos

Las personas que trabajamos en la Línea Aborto Información Segura conformamos un colectivo de feministas revolucionarias activadas en torno al derecho a la información, la despenalización y descriminalización de la interrupción voluntaria del embarazo.

Impulsamos acciones para la democratización del conocimiento científico entre mujeres de sectores histórciamente excluidos para evitar complicaciones asociadas a las interrupciones del embarazo en condiciones insalubres e inseguras.